Usamos esta expresión para decir que alguien se excedió o cruzó un límite. Normalmente se usa para algo malo, pero puede usarse también cuando alguien supera las expectativas.

Por ejemplo:

“Juan llegó tarde un solo día al ensayo y ya lo echaste del grupo… ¿No te parece que se te fue la mano?”

Usamos esta frase para decir que una persona está buscando problemas donde no los hay o que es demasiado exigente sin necesidad.

Por ejemplo:
“Le ofrecimos un trabajo con un buen salario, horarios convenientes, buenas condiciones y sigue sin aceptar porque quiere estar seguro de que todos los detalles. No sé si quiere el empleo… ¡Está siempre buscándole el pelo al huevo!”

Usamos esta expresión para decir que estamos escuchando muy atentamente.

Por ejemplo:

“- No sabés con quien me encontré ayer… Es una historia increíble.

– Uh, no, ¿con quién? contame todo desde el principio: ¡soy todo oídos!”

Cuando empezás a estudiar una lengua es muy importante empezar rápidamente a poner en práctica lo que aprendiste. No importa si tenés un nivel muy bajo, en cuanto más rápido empieces a hablar y a usar el vocabulario y la gramática nueva, más rápido vas a sentirte cómodo con las cosas que descuvbriste en clase. Aunque podés buscar situaciones espontaneas para hablar, hacer un intercambio con alguien que quiere practicar tu lengua es, seguramente, la forma más efectiva de hacerlo.
Parece que no hay nada más fácil que sentarse y hablar con alguien, pero hay ciertas cosas que tenés que tener en cuenta para sacar lo mejor de tu experiencia.

¿Con quién? – Hay eventos en la ciudad y grupos donde podes conocer gente que quiere hacer intercambio: – Si sos principiante es mejor que elijas lugares donde podes tener conversaciones cortas y casuales con mucha gente diferente. Eso te va a dar seguridad y te va permitir practicar lo básico muchas veces sin que ninguno de los dos se aburran – Si ya podés manejarte con comodidad en presente, es mucho mejor buscar intercambios en páginas o portales de intercambio y organizar encuenteros uno a uno. – No te quedes con la primera opción. Siempre es difícil hablar por un tiempo largo con un desconocido y mucho más si es en otra lengua. Trata de juntarte con 3 o 4 personas diferentes y elegí la más simpática o con la que tengas más temas en común. No tiene nada de malo hacer casting! – En lo posible tratá de hacer intercambio con alguien que tenga un nivel similar al tuyo, de esta forma van a tener los dos más paciencia con el otro porque van a entender sus dificultades.

¿Cómo? – Es importante que en el primer encuentro se pongan de acuerdo con ciertas reglas que los van a ayudar a aprovechar mejor la experiencia: – Tiempo equitativo en cada lengua: si van a hablar una hora, que sean 30 minutos en cada lengua; si van a juntarse por media hora, 15 y 15. Mucha gente se entusiasma hablando e invade, sin darse cuenta el tiempo del otro; o algunos son muy tímidos y prefieren hablar menos en la lengua que practican. Un pacto es la mejor forma de evitar problemas – Respetar escrupulosamente el idioma que se habla en cada tiempo. Si saltan de una lengua a otra lo unico que van a lograr es decir en la lengua que estás aprendiendo lo que te parece fácil y resolver los problemas difíciles en tu propia lengua, en consecuencia no vas a mejorar nada. Además es muy útil para mejorar la fluidez que tu cerebro entienda claramente que hay momentos dónde hablás tu lengua y otros en los que hablás en esppañol. El cerebro es básicamente vago y va a preferir siempre pensar en la lengua que menos trabajo le da… no hay que permitirsélo. POdés tener en cuenta estas estrateguias: – Si hay palabras queno conocés no las preguntes en tu lengu, tratá de explicarlas con otras palabras en español o con dibujos o con gestos. Todo eso te mantiene pensando en la misma lengua y te ayuda a relacionar palabras con significados afines. Por ejemplo si necesitás la palabra “Casa” perguntá “¿como se dice el edificio donde una persona vive?”. Así en tu cerebro la palabra casa va a quedar asociada a “edificio” y “vivir” que son palabras útiles para hablar de casas y no a “house” que no te aporta nada más de lo que ya sabés. – Tratá de resolver los problemas gramaticales que no conocés usando otras estructuras que sí sabés. Por ejemplo, si no sabés los tiempos de pasado es mejor decir “yo como ayer” que decirlo en tu propia lengua. – Llevá siempre un cuaderno a los encuentros y anotá el vocabulario nuevo o expresiones que la otra persona usa y pensás que pueden serte utiles. Si no estás seguro/a de si entendiste bien el significado o de cómo usarla,siempre esmejor preguntar. Lo mismo si no sabés si es una palabra formal o informal. Alentá a tu compañero para que también lo haga. – Preguntá al otro cuánto quiere que le corrijas: hay personas que no quieren correcciones, sólo tener oportunidad de habla. Pensá vos qué preferís y explicálle a tu compañero qué tipo de correcciones esperas (sólo cuando no te entiende? en los errores pequeños? en los errores de gramática? en los de pronunciación? – Tratá de no interrumpir a tu compañero para corregirlo, es mucho mejor que anotes su error y lo corrijas cuando termine la idea. Pedí a tu compañero que haga lo mismo con vos. De esta forma los dos se van a sentir mas comodos.

– A veces, es dificil encontrar suficientes temas de conversación, por eso no siempre es lo mejor juntarse sólo a hablar. – Vayan a cine o al teatro: pueden hablar sobre los temas de la obra o la pelicula y comentarla – Vayan a una exposicón: pueden hablar de arte y nombrar cosas diferentes – Jueguen a algo – Vayan a comer: hay un vocabulario infinito en la comida. – Aún cuando se junten sólo a hablar, trata de llevar material: fotos, noticias, libros que estés leyendo, musica que estés escuchando. Todo eso puede abrir una conversación interesante

Cuando estás estudiando una lengua nueva, todos los profesores te recomiendan que es muy bueno leer para practicar. Y esa es realmente un muy buena recomendación. Cuando leemos, aprendemos vocabulario (de la mejor forma, porue tiene un contexto), repasamos la gramática y, como esa información está dentro de una historia, usamos la memoria narrativa, que es una de las más fuertes que tenemos.
Pero no siempre es fácil empezar, nos da miedo o vagancia y vamos posponiendolo y, a veces, al final no lo hacemos.
Por eso, hoy te acercamos una lista de consejos prácticos y útiles que podes usar a para leer en español

– El primer consejo es bajar las expectativas. Es muy importante no tratar de leer del mismo modo en que leés en tu lengua materna: eso sólo va a frustrarte. Intentá recordar cómo leías a los 8 años, sólo para saber qué pasaba en la historia. Era divertido, ¿no? Bueno, en español tenés sólo 8 años otra vez.


 No entrar en pánico. Si no entendes absolutamente nada, leé un poco más, releé el párrafo o simplemente saltealo. No pasa nada si perdes algo de información.


– Lee párrafo por párrafo y tratá de pensar la idea principal:  preguntate qué pasó en la historia. Si podés hacerlo, continuá con el párrafo siguiente aunque no entiendas todas las palabras o todas las oraciones.


-Si no entendés la idea general, tratá de deducir por el contexto las palabras que que no conocés. Si no podés, sólo entonces usá el diccionario.


– En el diccionario buscá sólo sustantivos y verbos (no adjetivos ni conectores, que no te dan tanta información).


-Si sos valiente, usá un diccionario español- español; de este modo vas a mantener tu mente en una sola lengua y vas a cansarte menos. Además, muchas veces en la definición podes encontrar otras palabras que posiblemente estén en los párrafos siguientes.


– NUNCA busques más de 5 palabras por página. Cada vez que parás a buscar, interrumpís el ritmo de la lectura: lo único que vas a lograr es aburrirte y abandonar el libro para siempre.


– Si una palabra desconocida aparece muchas veces, búscala en el diccionario, pero antes chequeá si aparece en otros contextos, porque es posible que en alguno de ellos esté más clara. 

Cómo elegir qué leer


– Leer literatura es muy bueno porque en las novelas posiblemente vas a encontrar palabras relacionadas con situaciones similares a las de la vida real, y eso es muy útil. Aunque suene raro, es mejor leer una novela corta que un cuento. En las novelas la información se repite muchas veces y lo que entendemos se acumula, y finalmente es más claro. En el cuento, perder información puede ser más problemático.


– Elegí, como primera experiencia, un libro que ya hayas leído en tu lengua, te haya gustado y del cual ya conozcas la historia. Eso va a ayudar con el pánico y vas a disfrutar de leer la versión en su lengua original. También podés leer un libro nuevo de un autor que ya te guste, porque conocer el estilo también ayuda.


-Si no te interesa la literatura y preferís leer artículos, lee sobre temas que conozcas. Va a ser más fácil entender y vas a tener más motivación y curiosidad porque se trata de algo que te interesa.

Una lista de algunos buenos libros en español para empezar


– La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares
– Crónica de una muerte anunciada,
  El amor en los tiempos del cólera, de García Márquez
– Cuarteles de invierno, de Osvaldo Soriano
– La liebre, de César Aíra
– Boquitas pintadas, de Manuel Puig
– Estrella distante, de Roberto Bolaño.

Hay que ser muy cuidadosos con los artículos en los días de a semana. A veces, un detalle chiquitito cambia mucho el significado. Mirá cómo estas pequeñas palabras hacen una gran diferencia

Jueves 

Usamos el día de la semana sin artículo para decir el nombre del día

¿Qué día es hoy?
Hoy es jueves

– El jueves
Usamos el día de la semana con artículo definido singular (el) para hablar del jueves más cercano en el futuro o en el Pasado (depende del tiempo del verbo: el verbo en presente y en futuro significa “el jueves próximo”, el verbo en pasado, significa “el jueves pasado”).

El jueves voy a Colonia        = El jueves próximo voy a ir a Colonia
El jueves voy a ir a Colonia                    que viene

El jueves fui a Colonia = El jueves pasado fui a Colonia 

Los jueves
Usamos el día de la semana con el artículo definido plural (Los) para hablar de una rutina que se repite todos los jueves

Los jueves juego al fútbol con mis amigos = Todos los jueves juego al futbol con        mis amigos

Cuidado

NUNCA decimos

“En jueves estudio piano”

                                       ni tampoco

“Jueves estudio piano”

El gerundio (cantando, comiendo, saliendo) en español siempre da un poco de miedo, porque se usa sólo en casos muy específicos
A pesar de eso, hay una estructura con la que todos nos sentimos seguros y que podemos usar tranquilos, sin temor a equivocarnos
Estar + gerundio
Hoy te enseñamos estas frases con gerundio que son formas más especificas de decir que estas haciendo algo.
Aprendé estas estructuras super frecuentes, así parás de temblar antes de usar un palabra que termina en   
ando o -iendo  

El gerundio (cantando, comiendo, saliendo) en español siempre da un poco de miedo, porque se usa sólo en casos muy específicos

A pesar de eso, hay una estructura con la que todos nos sentimos seguros y que podemos usar tranquilos, sin temor a equivocarnos

Estar + gerundio

Hoy te enseñamos estas frases con gerundio que son formas más especificas de decir que 

estas haciendo algo.
 

Aprendé estas estructuras super frecuentes, así parás de temblar antes de usar un palabra que termina en   

ando o -iendo  

 Ir + gerundio

Si usás esta estructura, transmitís una idea más gradual o progresiva que usando simplemente “estar  + gerundio”;

por ejemplo:

-“Estoy saliendo para tu casa” implica que estás cruzando la puerta  en ese exacto momento.

-“Voy saliendo para tu casa” implica que “estás empezando  a irte de a poco”,  o que  estás disponiéndote a salir. 

Venir + gerundio

Si usás esta expresión, hacés énfasis en la experiencia acumulada: en que empezaste a hacer algo en el pasado y en actualmente estás haciéndolo también.}

Por ejemplo, si decimos “Vengo estudiando español hace dos años” , la relación con el pasado es mucho más fuerte que si simplemente decimos “Estoy estudiando español hace dos años”

 Seguir + gerundio

Esta frase se usa para indicar la continuidad de una acción o una acción que se abandonó y vuelve a empezar. Por ejemplo:

– ¿Y qué estás haciendo de tu vida?

– Bien… sigo trabajando en el mismo lugar y viviendo en el mismo barrio de 

siempre.

La expresión continuar + gerundio significa lo mismo pero es un poco más formal.

 Quedarse + gerundio

Se usa para hablar de que seguiste haciendo una cosa más allá de los límites “lógicos”. 

Por ejemplo:

– Cuando voy a cenar a la casa de Cecilia, nos quedamos conversando hasta las 4 de la mañana: ¡siempre vuelvo tardísimo!

– La conferencia fue muy larga: el profesor se quedó hablando una hora más de lo estipulado.

Después de muchos años de dar clases de español a estudiantes que hablan inglés nos dimos cuenta de que existen algunos errores que se repiten muy frecuentemente; entre ellos hay un grupo especialmente INCÓMODO ¡Mirá los ejemplos de abajo y no te pongas colorado!

1. “Estoy CALIENTE”

Cuidado! En español significa I´m horny”: es demasiada información para compartir en público, ¿no?. Si simplemente querés hablar de la temperatura, es mejor decir “tengo calor”.

2. “Estoy EXCITADO”

En español, “excitado” es exclusivamente sexual

Significa que estás muuuy motivado para ESO. Si querés mostrar tu alegría, es mejor decir: “Estoy entusiasmado” o “Estoy ansioso”(“ansioso” puede tener un sentido positivo en español, no es exactamente igual que “anxious” en inglés).

3. “Que TE disfrutes” o “DisfrutaTE”

Disfrutar no es un verbo reflexivo: “disfrutarse” no existe, sólo existe “disfrutar”. Podés disfrutar un helado, una película o un concierto. Cuando decís “Que te disfrutes” o “Disfrutate” suena a que estás disfrutando de vos mismo, de tu propio cuerpo… Por eso, nos hace pensar en  masturbación: es una forma rara de despedirse, ¿no?. Si querés desearle un buen momento a una persona, mejor decile “Que la pases bien” o “Que te diviertas”.

4. “Quiero INTRODUCIRTE a mis amigos”

“Introducir” en español NO significa “to introduce”, sino que significa “poner algo adentro de otra cosa”… Y eso puede sonar sexual: si vas a “introducirme” a TOOODOS tus amigos, me voy a sentir bastante incómodo.  Por eso, si querés que los conozca porque son simpáticos, mejor decime “Quiero presentarte a mis amigos” o “Te presento a mis amigos”.

5. “PajEro”

Este es un problema de pronunciación. Es muy común que tratando de decir la palabra “pájAro” (“bird”), no se pronuncie bien la segunda A y que suene peligrosamente parecida a “pajero”, que es el nombre -muy vulgar- para una persona que se masturba demasiado. Y no es lindo escuchar que un parque es lindo porque está lleno de árboles y “pajeros”…

5. “Tengo 32 aNos”

Acordate de que el sonido de la N es diferente del sonido de la Ñ; cambiando la “Ñ” por “N”, tranformás “aÑos” (“years”) en “aNos”(“anus”)… Y anatómicamente es imposible tener 32…

6. “Tengo MIERDA”

Este es un problema de pronunciación. Si querés decir “I´m afraid”, tené cuidado cuando pronuncies “Tengo miedo”. En la palabra “miedo”,  la última “O” tiene que sonar como la “O” de “bOAt”. Si la pronunciás como la “O” de “hOt”, suena muy parecida a la “A” del español y la palabra “miedo” se transforma en “mierda” (shit)… No es lindo “tener miedo” pero definitivamente es mucho peor “tener mierda”.

El Año Nuevo es un momento lleno de buenos deseos para el año que empieza. Pero, por el Subjuntivo, no es fácil expresarlos. Acá de damos algunos consejos para desear prosperidad y felicidad a tus amigos y familia sin volverte loco.


“Ojalá que tengas un buen año” – Siempre usamos los verbos en Subjuntivo después de “Ojalá (que)

“Que comiences muy bien el año” – Cuando usamos “que + Subjuntivo”, se entiende que hay un “ojalá” no dicho.

“Espero que todos tus deseos se hagan realidad en este año” – Siempre usamos Subjuntivo con verbos que expresan deseos. Por ejemplo: querer, esperar, desear, etc.

También esta época del año es un momento para expresar propósitos, objetvos y planes. Para esto, es mucho más simple. Podés usar: “ir + a + infinitivo”.

“Voy a hacer ejercicio todo el año”
“Voy a ordenar mi placard y mantenerlo ordenado”
“Voy a mejorar mi nivel de español”

Si sos un estudiante principiante:
El deseo de Ñ DE ESPAÑOL es (está) un año lleno de amor, felicidad, trabajo y verbos irregulares en Presente.

Si sos un estudiante avanzado:
Ñ DE ESPAÑOL espera que tengas (tienes) un excelente 2013 y que hayas disfrutado (has disfrutado)  del año que se fue.

Ñ de Español · Spanish lessons in Buenos Aires.

Desde 2007 acercándole el español a la gente.

Enie de Español